ERE VOLUNTARIO (COMPLETAMENTE) Y

Se acepta la principal exigencia de CCOO para que el ERE de Orange sea completamente voluntario, sin un solo despido forzoso, y conseguimos desbloquear la negociación. En un gesto de reciprocidad responsable, hemos desconvocado la huelga general prevista para este viernes 18 de junio en todos los centros de trabajo de Orange Espagne, así como suspendido de manera temporal el resto de iniciativas y medidas reivindicativas de presión.
Este martes se ha producido un vuelco radical en el periodo de consultas del despido colectivo de Orange, ya que, durante la cuarta reunión de la mesa de negociación, la parte empresarial ha aceptado el camino que, desde el principio, marcábamos en CCOO como el único posible: ERE COMPLETAMENTE VOLUNTARIO AL 100 POR 100 Y NI UN SOLO DESPIDO FORZOSO.
Lo anterior implica que, con independencia de que se alcance el número previsto para este ERE (455 despidos en la última propuesta de la Dirección), o no se llegue a los cupos de puestos amortizables por áreas y/o departamentos, no habrá despidos forzosos con los que completar las posibles salidas voluntarias. En consecuencia, el único mecanismo de afectación será que el interesado/a se apunte, pero nadie, ningún jefe, tendrá potestad para inscribir en el ERE al trabajador/a (despedirle) en contra de su voluntad. Queda sin embargo pendiente el tema de los vetos, que la Dirección quiere reservarse para, en sus palabras, asegurar la viabilidad de los departamentos.
Este nuevo escenario de voluntariedad, no solamente prioritaria, sino total y absoluta, supone un giro de 180 grados sobre la situación anterior y acata la línea roja que con toda claridad hemos exigido desde el comienzo en CCOO. Como ejemplo transcribimos algunos extractos literales de nuestro comunicado de hace solo dos días:

  • “Siempre que en CCOO abordamos cualquier negociación, nuestra principal motivación es la defensa del empleo”.
  • “No estamos ni estaremos jamás en un acuerdo que dé carta blanca a las pretensiones de la multinacional francesa de cargarse a cientos de empleadas y empleados”.
  • “La única posibilidad de consenso pasa por encauzar el proceso a través de una voluntariedad real y efectiva que evite las salidas traumáticas. Solo así podrá haber acuerdo y no es un farol: o avanzamos a escenarios similares a los de 2008 o 2016 (voluntariedad plena) o no hay nada que hacer.”
  • “Evitar despidos forzosos es nuestra prioridad absoluta y una línea roja para CCOO en esta negociación.”
  • “Sin voluntariedad real y efectiva la posibilidad de acuerdo es cero. Si quieren despedir de manera indiscriminada y salvaje, con nosotros que no cuenten”.

En CCOO somos transparentes, insistentes y muy cabezones cuando hablamos de empleo y de lo mucho que nos importa. Llamamos a las cosas por su nombre y sin dobleces, nunca jugamos al despiste y, cuando tocaba, expusimos las palabras exactas que indicaban el cariz de este ERE: un plan de despidos con cientos de salidas forzosas que, afortunadamente, ya no es así. Conseguimos, además, centrar el debate en lo más importante, que toda la mesa de negociación reconociera la verdadera naturaleza de lo que teníamos delante y que habláramos del ERE forzoso de Orange.
En ningún momento llegamos a comprar el sucedáneo de la voluntariedad prioritaria, ni nos dejamos presionar sobre la presunta confidencialidad de los datos que indicaban el carácter traumático del ERE; es más, hasta que esta cuestión no ha quedado despejada y debidamente encarrilada, no nos hemos permitido avanzar.
No queremos extendernos ahora sobre qué acciones han hecho posible este cambio de rumbo y seguramente sea una mezcla variada de firmeza sin fisuras y planteamientos claros, movilizaciones, concentraciones, protestas, multitud de cartas, mensajes y escritos a cualquiera que pudiera ayudarnos, notas de prensa, reuniones con grupos sociales y partidos políticos, acciones en los foros internacionales del Grupo, redes sociales, unidad sindical, recogida de firmas, asamblea, convocatoria de huelga… Tampoco es el momento de intentar colgarse medallitas, porque la noticia es otra y esto no ha hecho más que empezar. Pero sí queremos destacar que, sin el apoyo de la plantilla de Orange al conjunto de la representación social y la participación e implicación de muchas trabajadoras y trabajadores en la empresa, el viraje hacia una voluntariedad real no se habría producido.
El paso de gigante al ERE completamente voluntario puede allanar el camino a un acuerdo que todavía está muy lejos de alcanzarse. Esto es una carrera de fondo y, aunque hemos superado una etapa, fundamental sí, ni mucho menos se vislumbra la meta.
La voluntariedad real está ahí y ahora toca hacerla efectiva con medidas adecuadas. Para ello desde CCOO ya hemos publicado varias veces unas propuestas frente a este despido colectivo. Fuimos los primeros en hacerlo, pero no haremos el ridículo de intentar presentarlas como novedosas, exclusivas con copyright o fruto de nuestro ingenio superior. Coinciden con las ideas puestas en marcha y ensayadas en multitud de procesos similares, incluso en los EREs previos de Orange, y por eso las apoyan el resto de organizaciones sindicales, igual que nosotros apoyamos las suyas, porque son casi idénticas.

  • Retirar este ERE. Ciertamente la fase actual de la negociación ha avanzado a un punto en que esta propuesta de retirada, que desde luego hubiera sido la opción más adecuada y responsable, está ya desfasada. No obstante, volvemos a insistir en que el ERE no da solución a los problemas que, según la Dirección, tiene la empresa. Ayer en CCOO hicimos entrega del informe contradictorio en tiempo y forma (Artículo 64 del Estatuto de los Trabajadores: “El comité de empresa tendrá derecho a emitir informe, con carácter previo a la ejecución por parte del empresario de las decisiones adoptadas por este, sobre […] las reestructuraciones de plantilla y ceses totales o parciales, definitivos o temporales, de aquella […] en el plazo máximo de quince días”) y en él acreditamos de manera bastante evidente que no concurren las causas técnicas, organizativas o de producción que la ley prevé para ejecutar un despido colectivo.
  • Voluntariedad completa. Esta parte está medio hecha; faltaría concretar y mejorar las medidas que a continuación exponemos para hacer que la voluntariedad funcione de verdad y sea efectiva. Tampoco aceptaremos las presiones que habitualmente suelen producirse en los EREs voluntarios (en los forzosos nunca se presiona, te llaman a un despacho, te despiden y a la calle). Respecto a los vetos, puede plantearse su carácter temporal.
  • Reducir al máximo la cifra de afectados por el ERE. La rebaja de 485 a 455 despidos es insuficiente. Con la carga de trabajo actual, para nada sobran cientos de personas en Orange.
  • Recolocaciones y reubicaciones en vacantes internas o de cualquier otra filial del Grupo. Todos los puestos disponibles en Orange deben reservarse al personal interno de OSP. La demostrada versatilidad de la plantilla y una formación adecuada, pueden capacitar el acceso a estos puestos.
  • Especial protección a colectivos vulnerables. Repetiremos las veces que haga falta que defender la absoluta voluntariedad del ERE es perfectamente compatible con la especial protección que merecen determinados colectivos, ya sea por su situación personal o por su difícil empleabilidad. Hacer visibles las circunstancias de las empleadas/os más mayores, las trabajadoras embarazadas, las personas con discapacidad, cuando ambos cónyuges trabajan en la empresa, las personas con reducción de jornada por guarda legal, lactancia, paternidad, maternidad, familias monoparentales o numerosas, etc. es importante para CCOO y constituye un mecanismo de protección eficaz frente a determinadas presiones.
  • Maximizar las indemnizaciones. Nuestra propuesta arranca del esquema que conseguimos en el último ERE, pero renovado al volumen actual de ingresos y beneficios y que incluya todos los conceptos salariales (fijo, variable, especie y beneficios sociales, pluses, plan familia, etc.). Eliminar el tope de 24 mensualidades es primordial en este apartado, así como un escalado según el nivel retributivo.
  • Prejubilaciones. En los últimos comunicados de CCOO hemos avanzado nuestras propuestas y, sobre todo, la idea de que con este mecanismo se pueden alcanzar gran parte de los objetivos pretendidos por la Dirección. Solo hay que flexibilizar las condiciones y/o dar tiempo a que un volumen suficiente de la plantilla pueda optar a estas medidas.
    Simplemente minorando la edad a 54, 53, 52 años, rebajando la antigüedad o ampliando de manera significativa los plazos de adscripción a más ejercicios (3, 4, 5 años), cientos de personas trabajadoras de Orange podrían prejubilarse. Por supuesto, en línea con el esquema general de voluntariedad absoluta, habría que asegurar la continuidad de los trabadores más seniors, en especial aquellos con carreras de cotización cortas. También apostamos por mejorar el complemento salarial del 85% e incluir todos los conceptos retributivos, ampliar su duración y una posible actualización, así como una revalorización anual del convenio especial con la Seguridad Social.
  • Un buen plan de Outplacement (programas de recolocación externa), con entidades potentes que cuenten con bolsas de empleo y asesoramiento especializado para el autoempleo y emprendimiento.
  • Incluir una garantía colectiva de empleo para los siguientes años, a fin de evitar que puedan producirse otros procesos que afecten al empleo.

Dado el cambio sustancial producido en las negociaciones, la Dirección ha pedido a la representación social un gesto en línea con su aceptación de la absoluta voluntariedad de este ERE, por lo que hemos procedido a desconvocar la huelga del 18 de junio en Orange y las concentraciones de protesta de este fin de semana. También dejamos en suspenso el resto de iniciativas contra el ERE, a fin de dar una oportunidad a la negociación. En función de cómo avancen las conversaciones, podremos retomar estas acciones con carácter inmediato.
La próxima reunión de la mesa de negociación está prevista para el lunes 21 de junio. Mientras tanto, para cualquier sugerencia, comentario, propuesta… habla con los delegados/as y personas de referencia de CCOO en cualquier centro de trabajo de Orange, ya sean de OSP, OSFI o Simyo, en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valladolid, Valencia, Vigo, A Coruña, Asturias, Zaragoza, Euskadi, Salamanca, Alicante, Málaga, Las Palmas de Gran Canaria… O bien envía un correo a comitempresa.es@orange.com.

 

Comunicado de CCOO Orange

HUELGA 18 JUNIO, ERE FORZOSO, NO Y NUEVA PROTESTA DESPIDOS

HUELGA 18 JUNIO

Solo con determinación y firmeza, podremos evitar cientos de despidos traumáticos en Orange. Estando unidos frente a este ERE salvaje e indecente y luchando por nuestros empleos, tendremos la oportunidad de conservar nuestros puestos de trabajo. Depende de nosotras y nosotros.
Esta semana discutiremos con la Dirección los detalles de los servicios mínimos de la huelga convocada por el conjunto de la representación social en Orange, CCOO, UGT y USO, y que se desarrollará a nivel estatal en todos los centros de trabajo de Orange Espagne SAU este viernes 18 de junio, desde las 00:00 horas hasta las 23.:59 horas.
La unidad y el apoyo al paro de todas las trabajadoras y trabajadores de la empresa serán fundamentales para mostrar el rechazo a este ERE forzoso, injusto e inmoral, que pretende ejecutar el equipo directivo y su CEO en Orange.
Quieren dejar tirados y en la calle a cientos de personas trabajadoras y a sus familias en medio de una crisis sanitaria, laboral y social sin precedentes. No tienen vergüenza. Si queremos conservar el empleo y queremos seguir llevando un sueldo a casa, tenemos que hacer frente a la Dirección y luchar por nuestros puestos de trabajo con uñas y dientes.
En próximas comunicaciones, contaremos más detalles sobre la huelga. Mientras tanto, recuerda que el derecho a huelga es un derecho fundamental que aparece recogido en la Constitución española, que dice: “Se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses”. En consecuencia, nadie en Orange debe ser intimidado ni coaccionado por sus responsables por ejercer este derecho fundamental; si así fuera, por favor, contacta con nosotros, en comitempresa.es@orange.com, para interponer la correspondiente denuncia en el juzgado.
Os mantendremos informados/as.

ERE FORZOSO, NO

En la tercera reunión sobre el despido colectivo de Orange las posturas continúan alejadísimas. La Dirección sigue empeñada en ejecutar cientos de despidos traumáticos y forzosos, y en la parte social estamos dispuestos a todo para evitarlos.
Siempre que en CCOO abordamos cualquier negociación, nuestra principal motivación es la defensa del empleo y la mejora de los derechos y beneficios laborales, sociales y económicos en la empresa. Nos tomamos muy en serio las funciones de representación de la plantilla y por eso actuamos con máxima transparencia y honestidad, ofreciendo toda la información relevante. Desde que el pasado 14 de mayo nos comunicaron este despido colectivo, hemos ido transmitiendo explicaciones veraces y debidamente contrastadas, para que sepamos a qué nos enfrentamos y poder tomar entre todas y todos decisiones correctas e informadas.
Es ya bien conocido que, de aceptar los actuales planteamientos de la Dirección, los despidos forzosos (seguramente cientos) son ineludibles y que lo de “ERE prioritariamente voluntario, no es que sea una exageración tremenda, sino una rotunda falsedad. Gracias a la información que en CCOO transmitimos sobre los puestos sobrantes en cada área, todos en la mesa de negociación hablamos en estos días de ERE forzoso. No hemos comprado la versión low cost de voluntariedad que nos quisieron colar, no nos dejamos presionar sobre la presunta confidencialidad de estos datos (que no tenía ningún sentido) y ahora sabemos a qué nos enfrentamos.
Teniendo claro el escenario, podemos avanzar que, a día de hoy, las posiciones en la mesa de negociación son irreconciliables y eso es así porque desde la mayoría de la representación social hemos trazado una línea roja muy nítida: VOLUNTARIEDAD AL 100 POR 100, SIN DESPIDOS FORZOSOS. No estamos ni estaremos jamás en un acuerdo que dé carta blanca a las pretensiones de la multinacional francesa de cargarse a cientos de empleadas y empleados para sustituirlos por mano de obra barata y seguir engordando todavía más su beneficio en España, 1.433 millones de euros durante el último ejercicio, mientras el equipo directivo de Orange se llena los bolsillos con bonos millonarios y prebendas escandalosas. Nunca aceptaremos que las consecuencias de las malas decisiones que toman los mandamases de la empresa, las paguemos las trabajadoras y trabajadores perdiendo nuestro empleo.
Durante el último encuentro del viernes pasado, en CCOO volvimos a exponer nuestra postura: ya que se niegan a retirar este ERE inmoral e injustificado, la única posibilidad de consenso pasa por encauzar el proceso a través de una voluntariedad real y efectiva que evite las salidas traumáticas. Solo así podrá haber acuerdo y no es un farol: o avanzamos a escenarios similares a los de 2008 o 2016 (voluntariedad plena) o no hay nada que hacer. Porque sería completamente ilógico rebajar las condiciones de entonces en un escenario, el actual, donde la empresa obtiene unos beneficios mucho mayores (cientos de millones de euros más) y no hay nuevas adquisiciones, absorciones o fusiones con otras compañías como ocurrió tras la compra de Amena, Ya.com o Jazztel, que en su momento estuvieron detrás de los otros despidos colectivos. Además, queremos saber quién está realmente detrás de este ERE, por eso hemos entregado un escrito solicitando información.
Exponemos a continuación la última oferta de la empresa, que ya hemos rechazado de plano y que constituye un indicio evidente de las intenciones de la actual Dirección de acometer despidos ilegales y discriminatorios por razones de edad:

455 DESPIDOS
Proponen 455 despidos en Orange Espagne SAU, tras reducir en 30 la cifra inicialmente prevista de 485 despidos
. Aunque tenemos pocas dudas de que la cifra con la que anunciaron este despido colectivo estaba intencionadamente inflada (el propósito es bajar el número durante la negociación y presentar este descenso como una muestra de buena voluntad), es cierto que el número de afectaciones es ahora ligeramente inferior. La rebaja, a todas luces insuficiente, vendría de la mano de futuras recolocaciones en la Towerco de Orange en España.
La Towerco ocupó la primera parte de la reunión, y quedó sobre la mesa una posible garantía de empleo de hasta 3 años para el personal de Orange que fuera subrogado a Totem a partir de noviembre. En CCOO hemos insistido en tener el esquema completo de subrogaciones (managers incluidos) antes de estudiar cualquier posible firma. Ahora el asunto principal es el ERE y así lo hemos hecho saber.

ERE FORZOSO
Mantienen su idea de un ERE forzoso si no se van voluntariamente aquellos a quienes quieren despedir; es decir, a las posibles voluntariedades que consigan sortear los vetos, se añadirán las salidas traumáticas hasta completar los cupos previstos, no ya en cada área, sino en cada equipo.

Matizan ligeramente los vetos y comentan que lo aplicarán si se ha alcanzado la voluntariedad en alguno de los grupos en más del 50%, a fin de evitar una adscripción masiva que haga al departamento inoperativo. Entienden por grupo al equipo liderado por un responsable.
También avanzan la posibilidad de que algunos despidos pudieran retrasarse unos meses, hasta seis, en vez de ejercer directamente el veto.

COLECTIVOS PROTEGIDOS
Como el ERE es forzoso, únicamente proponen salvar de los despidos a las trabajadoras embarazadas, a las personas con discapacidad legalmente reconocida y a uno de los cónyuges si ambos trabajan en Orange.

Del resto de colectivos que requieren de una especial protección por razones sociales o por su complicada empleabilidad futura, tales como trabajadoras/es más mayores, empleadas/os con reducción de jornada por guarda legal, lactancia, paternidad, maternidad, familias monoparentales o numerosas, etc. no dicen nada, por lo que, en consecuencia, podrán ser también despedidos.

INDEMNIZACIONES Y PREJUBILACIONES
Las sucesivas ofertas que deslizan sobre las indemnizaciones, revelan más que ninguna otra cuestión las verdaderas intenciones del equipo directivo en este proceso de destrucción de empleo y precarización de la plantilla: quieren desprenderse de los trabajadores más mayores y con más antigüedad al menor coste posible (el segmento de ±40 años a <55 años es la pieza preferida a liquidar por parte de la Dirección) y conservar las contrataciones más recientes por la vía de reducir las posibles indemnizaciones a la mínima expresión (pagar menos no pueden porque está prohibido por ley).
Por eso, la segunda propuesta de la Dirección en este apartado es prácticamente la misma que la primera, pero con algo de colorete para intentar, con poco éxito, una apariencia menos rácana:

a) Empleados/as contratados antes de 2018. Incrementan la oferta inicial de 45/33 días de indemnización por año trabajado a 49 días, pero mantienen el tope de 24 mensualidades y una base reguladora reducida que solo incluye la retribución fija y la variable. En este segmento está casi el 85% de toda la plantilla de OSP; la media de edad ronda los 47 años y la antigüedad está entre 16 y 17 años. Como no elevan la cuantía máxima de la indemnización (24 mensualidades) da igual que digan 33 días, 90 días o 500 días… es pura ilusión y la indemnización seguirá siendo la misma para la mayoría de este colectivo. Subir los días apenas tiene efecto si no eliminan el tope a la antigüedad y lo saben muy bien. Nosotros también lo sabemos y agradeceríamos que dejaran de tomarnos el pelo con ofertas de este tipo.

b) Empleados/as contratados a partir de 2018. No hay cambios. En este grupo pretenden aplicar la indemnización mínima legal para un despido objetivo procedente (indemnizar con menos es ilegal) y se nota el nulo interés en impulsar la voluntariedad.
Ahora bien, a quien quieran echar de este colectivo, tienen la idea de ponerle de patitas en la calle con la cantidad más baja que permite la ley, 20 días, y eso suponiendo (que ya es mucho suponer) que todos estos despidos no sean declarados como improcedentes o directamente nulos cuando los denunciemos ante los tribunales, en cuyo caso la indemnización sería mayor. En este segmento está el 15% restante de la plantilla, con un promedio de edad que ronda los 38 años.

c) Empleados/as de 65 años o más. No hay cambios. Pretender dar el mínimo legal para un despido objetivo procedente. Hay exactamente tres empleados de OSP dentro de este segmento, cuatro si incluimos a una persona que cumplirá los 65 años en unos meses. Nos da muchísima vergüenza que desde la Dirección hayan sido capaces de crear un grupo de tres personas con la única finalidad de despedirles con la indemnización mínima. Cuando creemos que no se puede caer más bajo, vienen con estas… Es increíble.

d) Prejubilaciones para empleados/as de 55 años o más, con al menos 10 años de antigüedad en la empresa. Todavía no tenemos claro si hablan de prejubilaciones forzosas o no. En cualquier caso, las personas trabajadoras de este colectivo podrían ser despedidas con una indemnización fraccionada equivalente al 85% del salario neto fijo, a abonar cada mes desde que el empleado/a deja de cobrar el paro y hasta que cumpla los 61 años. La indemnización se completará con un convenio especial con la Seguridad Social para el mantenimiento de las bases de cotización, de cara a que la futura pensión no merme demasiado. La ley fija que, como mínimo, el convenio debe durar hasta que el trabajador cumple 63 años y, ¡sorpresa!, ofrecen de nuevo justo eso, el mínimo legal y sin revalorización de las bases. La Dirección expone también que solo contempla la prejubilación para un máximo de 100 personas.
Si contamos solo a los empleados/as de convenio (descartando directores y demás), hay exactamente 95 personas en toda la empresa que reúnen los requisitos de edad y antigüedad para prejubilarse; podrían ser algunas decenas más rebajando la exigencia de los 10 años de antigüedad, o bien incluyendo a aquellos que tienen 54 años, pero cumplirán los 55 durante este año.

 

PROPUESTA DE CCOO

En comunicados anteriores, en CCOO ya hemos avanzado nuestras pretensiones para este proceso, que ahora repetimos:

  • EVITAR DESPIDOS FORZOSOS. Es nuestra prioridad absoluta y una línea roja para CCOO en esta negociación. Sin voluntariedad real y efectiva la posibilidad de acuerdo es cero. Si quieren despedir de manera indiscriminada y salvaje, con nosotros que no cuenten. En tal escenario, roto sin remedio el diálogo social, expondremos a toda la plantilla las posibles contramedidas a adoptar, sin descartar ninguna, y, por supuesto, acudiremos a los tribunales para lograr la nulidad de los despidos. Y lo mismo ante cualquier instancia o autoridad pública a la que podamos solicitar auxilio. Los fondos europeos para la reconstrucción tras la pandemia y despliegue del 5G, no pueden destinarse a financiar a multinacionales de rapiña que, con beneficios milmillonarios, pretenden despedir y destruir empleo en España.
  • Reducir al máximo la cifra de afectados por el ERE. 455 despidos siguen siendo un disparate.
  • Recolocaciones y reubicaciones en vacantes internas de OSP, o de cualquier otra filial del Grupo (OSFI, OEV, Totem, etc.). Existen actualmente casi 50 vacantes abiertas, que ya hemos trasladado a nuestros interlocutores en la empresa ¿Cómo es posible que quieran despedir a cientos de personas en Orange y haya decenas de ofertas de puestos de trabajo en la empresa? Esto no es normal.
  • Especial protección a colectivos vulnerables. Defender la absoluta voluntariedad del ERE es perfectamente compatible con proteger a ciertos colectivos que por su situación personal o por su difícil empleabilidad futura tienen una situación de riesgo mayor y están más expuestos a presiones laborales.
    Detallábamos algunos ejemplos al principio: las empleadas/os más mayores, trabajadoras embarazadas, personas con discapacidad, cuando ambos cónyuges trabajan en la empresa, personas con reducción de jornada por guarda legal, lactancia, paternidad, maternidad, familias monoparentales o numerosas, etc. En CCOO vamos a apoyar a estos colectivos siempre.

  • Maximizar las indemnizaciones para fomentar la voluntariedad, sin topes a la antigüedad y con un escalado según la retribución total. El esquema de indemnizaciones del despido colectivo de 2016 puede ser un punto de partida, pero ha de actualizarse al volumen actual de ingresos y beneficios, muy superior ahora que hace cinco años. Las actuales propuestas de la Dirección en este apartado son ridículas.
  • Prejubilaciones. Si la Dirección se aviene a razones, las prejubilaciones pueden ser una vía eficaz para alcanzar el acuerdo. Eso sí, para CCOO han de ser siempre prejubilaciones voluntarias, respetando en todo caso a quienes quieran continuar trabajando en Orange. Indicábamos que a día de hoy no había muchas personas en Orange que cumplieran los requisitos para la prejubilación, pero bajando la edad a 54, 53 años… los números aumentan de manera significativa. Otra opción a considerar es extender este proceso durante varios años para que quien no cumpla los requisitos de edad o antigüedad ahora, pueda prejubilarse más adelante, en ejercicios venideros.
  • Contratación de empresas de Outplacement eficaces, para los planes de recolocación externa, aspecto este obligatorio por ley.
  • Incluir en cualquier caso una garantía colectiva de empleo para los siguientes años, a fin de evitar que puedan producirse otros procesos traumáticos que impliquen destrucción de puestos de trabajo en Orange.

La próxima reunión de la mesa de negociación está prevista para mañana martes 15 de junio. Mientras tanto, para cualquier sugerencia, comentario, propuesta… habla con los delegados/as y personas de referencia de CCOO en cualquier centro de trabajo de Orange, ya sean de OSP, OSFI o Simyo, en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valladolid, Valencia, Vigo, A Coruña, Asturias, Zaragoza, Euskadi, Salamanca, Alicante, Málaga, Las Palmas de Gran Canaria… O bien envía un correo a comitempresa.es@orange.com.

 

NUEVA PROTESTA
DESPIDOS

De nuevo, este domingo 13 de junio, cientos de personas hemos vuelto a acudir a la concentración de protesta contra los despidos en Orange.

La segunda jornada de protesta contra el ERE salvaje de Orange ha contado nuevamente con una gran afluencia de trabajadoras y trabajadores de la empresa, amigos, familiares, etc., que nos hemos manifestado frente a la tienda de Orange de la Puerta del Sol, en Madrid.

El conjunto de las organizaciones sindicales de Orange, CCOO, UGT y USO, vamos a seguir defendiendo unidos el empleo en la empresa ante el conflicto social provocado por el CEO y sus directivos que, movidos por una avaricia desmedida y despreciable, quieren despedir a cientos de personas trabajadoras que durante años y años hemos contribuido a hacer de Orange el segundo operador de telecomunicaciones en España.

La gran asistencia a estas concentraciones de protesta y el apoyo unánime a las justas reivindicaciones de la plantilla en defensa del empleo que recibimos constantemente a través de multitud de canales (conversaciones, reuniones, llamadas, correos, SMS, WhatsApp, interacciones en redes sociales, campaña de recogida de firmas, encuentros con responsables políticos y civiles de toda la sociedad, etc.) es un claro mensaje de aliento y ánimo para continuar movilizados y defendiendo todos los puestos de trabajo en la empresa, porque mientras haya despidos forzosos, en CCOO no vamos a parar.

 

Comunicado de CCOO Orange

ERE NO, DESPIDOS NO Y 2ª REUNIÓN ERE

ERE NO,
DESPIDOS NO

A la concentración de protesta contra los despidos acudimos el pasado domingo una multitud de personas dispuestas a defender a ultranza el empleo en Orange, una empresa con beneficios milmillonarios.

Ya hemos dicho en varias ocasiones que este despido colectivo no se está planteando en unos términos comparables a los dos últimos procesos, donde la voluntariedad fue prioritaria de verdad. De la mano de la plantilla, en CCOO logramos en 2008 y 2016 unos acuerdos válidos y eficaces que impidieron la vía fácil para la Dirección, pero traumática para las trabajadoras y trabajadores, de los despidos forzosos.
Estos acuerdos no cayeron del cielo y hubo que pelearlos en todo momento. Demostrar hasta el final al equipo directivo que íbamos en serio y evidenciar que no habría pacto si no cambiaban radicalmente su planteamiento, fueron los aspectos clave en aquellas negociaciones. Porque a CCOO, cuando hablamos de empleo y de la estabilidad laboral, no nos tiembla el pulso para alcanzar los mejores acuerdos o convenios, pero tampoco para llevar el conflicto a la calle, a los foros políticos y sociales nacionales e internacionales, a los tribunales o a donde haga falta. Nuestro mandato representativo en defensa de todas las trabajadoras y trabajadores de Orange está mucho más allá de cualquier otra consideración. Desde luego, hacernos los comprensivos con las presuntas dificultades de una empresa que gana 1.433 millones de euros en un año no aparece en la lista de prioridades, ni tampoco comprar a la Dirección su sucedáneo de voluntariedad.
La misma posición de firmeza y responsabilidad tenemos en CCOO ahora. Este ERE de 2021 es una vergüenza, no tiene justificación y la propuesta empresarial, aunque sea la primera, es completamente inaceptable. Así pues, tras presentar nuestro rechazo a la misma, que ya comunicamos la semana pasada, tenemos claro que debemos seguir con todas las acciones frente a los despidos e iniciar otras nuevas, pues es la única vía que nos dejan para defender el empleo y los derechos de todas las trabajadoras y trabajadores de la plantilla. Por tanto, si persisten en su amenaza de dejar sin sustento a cientos de personas en Orange y a sus familias, sin avenirse a negociar medidas alternativas no traumáticas y verdaderamente voluntarias, en CCOO seguiremos adelante con las protestas y las intensificaremos en el futuro más inmediato.

El pasado domingo 6 de junio tuvo lugar la primera concentración de protesta ante los despidos masivos e indiscriminados que está maquinando el equipo directivo en Orange. Asistimos multitud de trabajadoras y trabajadores de la empresa, de sus filiales, padres y madres, hijos, hijas, amig@s, afiliad@s y representantes sociales de los sindicatos convocantes y de otras empresas del sector de telecomunicaciones como Telefónica o Vodafone, miembros de partidos políticos, diputados/as del Congreso y de la Asamblea de Madrid, concejales del Ayuntamiento de la capital, incluso vecinos y viandantes que se sumaron de manera espontánea a la protesta cuando les contábamos qué hacíamos allí y explicábamos los ataques de la multinacional francesa a la plantilla española. Fue todo un éxito y agradecemos la cobertura que hicieron de la protesta distintos medios de comunicación, como Telemadrid (min.33:57), Radio Nacional de España, Onda Madrid, etc.
El próximo domingo 13 de junio volveremos a la Puerta del Sol, en Madrid, de 12:00h a 13:00, en una nueva jornada de protesta, y en Barcelona, Valencia, Sevilla… hemos solicitado también el permiso para reunirnos y protestar contra los despidos. En breve comunicaremos día, hora y lugar.
Por otra parte, continuamos con la convocatoria de huelga en todos los centros de trabajo de Orange en España para el 18 de junio. Ya hemos acudido al SIMA-FSP (Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje – Fundación Sector Público) para realizar la mediación previa al paro laboral y el acto, tras reafirmarse la empresa en los despidos, acabó sin acuerdo. En consecuencia, la convocatoria de huelga sigue adelante.

Recuerda que solo con tu ayuda podemos reconducir este proceso y evitar cientos de despidos forzosos en Orange. Lo que está en juego es muy serio y te necesitamos.

 

 

2ª REUNIÓN ERE

Poco avance ha habido en esta segunda reunión de la mesa negociadora del despido colectivo de Orange, excepto un pequeño descenso en el número de afectaciones por el ERE, que la Dirección ha bajado a 455, tras descontar las recolocaciones en la Towerco previstas para noviembre.
Cuando la semana pasada comunicamos en CCOO el verdadero planteamiento que la Dirección plasmaba en la documentación del ERE, a más de uno le pilló con el paso cambiado, teniendo que rectificar casi sobre la marcha:

  • Este ERE no es “prioritariamente voluntario”. En todo caso es prioritariamente forzoso. Y no hablamos del vaso medio vacío o medio lleno, sino que, con las condiciones actuales de la Dirección, solo una imposible carambola podría evitar los despidos forzosos: que voluntariamente quieran irse justo todos aquellos que la empresa quiere echar. Gracias a nuestra comunicación, ahora todas y todos tenemos claro que la Dirección pretende forzar salidas traumáticas si no se completan con voluntarios/as los cupos de cientos de puestos amortizables que detallan en la memoria técnica del ERE y eso, además, tras sortear los infinitos vetos que proponen. En CCOO no aceptamos ni vamos a comprar versiones cutres de voluntariedad.
  • Este ERE afecta a toda la compañía. Hay motivos para estar preocupados. El plan de despidos por áreas que publicamos es una información real y veraz que aparece en la documentación que nos han entregado y desenmascara a quienes afirman, sin datos u ocultándolos, que estos despidos no van con ellos y que determinadas áreas son intocables. Esto es falso. Para todas y cada una de las áreas hay previsión de despidos. Los mensajes ilusorios de tranquilidad solo tienen un objetivo: que nos quedemos quietos hasta el final, cuando nos peguen el estacazo.

Ojalá que, desde el conjunto de la representación social, con unidad sindical y apoyados por toda la plantilla, consigamos cambiar el rumbo de la negociación y lograr una voluntariedad real, sin despidos forzosos y sin vetos. Ojalá que consigamos hacer irrelevantes los datos de despidos por áreas. Pero a día de hoy, esconder la cabeza debajo del ala como las gallinas y fingir que estos datos no existen, es una irresponsabilidad.
Por cierto, las cifras de puestos sobrantes no son detalles confidenciales, solo faltaría que desde los sindicatos no pudiéramos informar de las cuestiones que afectan al empleo. No solo es que tengamos el derecho, sino que tenemos el deber de informar, o al menos así lo entendemos en CCOO. Como decíamos antes, lo que ocurre es que la versión de un ERE suave y placentero se ha hecho añicos y la estrategia de ocultación y camuflaje ya no funciona.
En CCOO estamos abordando este proceso negociador como siempre hemos hecho: con transparencia, luz y taquígrafos, y siempre, siempre, anteponiendo el empleo y los derechos laborales, económicos y sociales del conjunto de la plantilla a cualquier otra consideración. Avisamos: si pretenden despedir de tapadillo, haciendo de la voluntariedad un chiste, con nosotros que no cuenten.
Por todo lo anterior, en la segunda reunión de la mesa negociadora, hemos expuesto lo siguiente.

MEMORIA DEL ERE Y AUSENCIA DE CAUSAS QUE LO JUSTIFIQUEN

Este documento, que todavía seguimos analizando, contiene los motivos o causas que, en opinión de la Dirección, podrían justificar los despidos, además de su distribución por áreas y/o departamentos. Rara vez es un escrito objetivo; a fin de cuentas, se trata de encargos pagados a consultoras que ofrecen a su cliente –la empresa que quiere ejecutar un despido colectivo– un producto ajustado a sus pretensiones.
Dejando a un lado que la memoria del ERE es un documento de parte, sí que esperábamos más rigor. Al menos, no debería incluir errores de bulto, como las cifras tornadizas para referirse a los gastos de personal, cifras que misteriosamente cambian de una página a otra. Tampoco es normal intentar colar datos falsos y tan cantosos como que los ingresos globales de Orange han caído un 8% en la última década (vaya una mentira gorda), o torticeramente no tener en cuenta el impacto de la pandemia global de coronavirus en las cifras (impacto que, por ejemplo, el Grupo sí contempla).
Las presuntas causas técnicas, organizativas o de producción que desde la Dirección alegan para justificar los despidos, no se sostienen. Los informes de la consultora aseguran que la digitalización, la virtualización y los automatismos dejarán vacíos de contenido cientos de puestos de trabajo, como si estos procesos ya estuviesen completamente implementados en la empresa. La realidad es muy distinta y estas tareas están siempre en permanente evolución; es más, dejando aparte que el mayor proyecto de digitalización, Alani, sí que ha sido cancelado por orden de la Dirección (qué contradictorio), en Orange estamos constantemente desarrollando automatismos para poder dedicar nuestro tiempo a tareas de más valor y hacer frente a una carga de trabajo siempre en crecimiento.

 

REDUCIR EL NÚMERO DE DESPIDOS DEL ERE

La principal función de la mesa de negociación es conseguir un acuerdo que evite o reduzca los despidos. Y esto no lo decimos nosotros, lo dice la ley (artículo 7 del R.D. 1483/2012). Por eso, una vez que han vuelto a dejar claro que se niegan a retirar el ERE, en CCOO hemos reiterado la petición de una rebaja sustancial del número de afectados.
Tras un breve receso, han ofrecido rebajar la cifra a 455 despidos, tras descontar los futuros puestos vacantes en la Towerco de Orange. Valoramos el gesto, pero el numero sigue siendo escandaloso y completamente inflado.

 

EVITAR EN CUALQUIER CASO LOS DESPIDOS FORZOSOS

Volvemos a repetir lo que dijimos la semana pasada y que condiciona cualquier posible acuerdo: el objetivo principal de CCOO es evitar a toda costa los despidos forzosos y adoptar las medidas necesarias para que la voluntariedad en este ERE sea real y sin vetos. Insistimos: solo contemplamos un ERE voluntario al 100 por 100, y para ello hemos presentado las alternativas que comunicábamos a toda la plantilla y a la Dirección la semana pasada. Como no pretendemos a estas alturas inventar la pólvora, se trata de propuestas ensayadas y conocidas que suelen acordarse en muchos despidos colectivos, incluidos los procesos de 2008 y 2016. De hecho, en la reunión de ayer el resto de sindicatos han apoyado las iniciativas de CCOO y nosotros las de USO y UGT, pues prácticamente son las mismas:

  • Recolocaciones y reubicaciones en vacantes internas de OSP, o de cualquier otra filial del Grupo (OSFI, OEV, etc.) y el cierre de todas las ofertas externas de trabajo, con prioridad absoluta para el personal interno. Tenemos un primer paso con las recolocaciones en Totem.
  • Protección de colectivos vulnerables, ya sea por
    su difícil empleabilidad futura o por su situación personal. A modo de ejemplo hemos citado a las trabajadoras/es más mayores, a las personas con discapacidad, a las personas con familiares a su cuidado –reducciones de jornada–, a las trabajadoras embarazadas, a las compañeras/os de baja por maternidad o paternidad, a quienes tengan familia monoparental o numerosa, dar prioridad de permanencia absoluta a uno de los cónyuges cuando ambos trabajan en la empresa, etc.
  • Maximizar indemnizaciones. Si pretendemos fomentar la voluntariedad, las indemnizaciones lógicamente no pueden ser las que ha planteado la Dirección. Han de incrementarse, sin poner topes a la antigüedad y con un escalado según la retribución total. En CCOO hemos señalado el acuerdo que logramos en 2016, con las actualizaciones necesarias.
  • Prejubilaciones. La opción de las prejubilaciones, mejorando eso sí la propuesta inicial de la Dirección, junto a la maximización de las indemnizaciones, pueden ser las vías adecuadas para encarrilar la negociación. Por supuesto, hablamos de prejubilaciones voluntarias, que aseguren la continuidad laboral de las personas más mayores que quieran seguir activas en la empresa. Para que este mecanismo funcione, necesariamente habría que bajar la posible edad de prejubilación (54, 53 años…) o bien extender el ámbito temporal a varios ejercicios más, hasta 2026 por ejemplo, para que, quien no alcance los requisitos de edad ahora, pueda prejubilarse más adelante, en años venideros.
  • Contratación de empresas de Outplacement eficaces, para los planes de recolocación externa, aspecto este obligatorio por ley.
  • Incluir en cualquier caso una garantía de empleo para los siguientes años, a fin de evitar que puedan producirse otros procesos traumáticos que impliquen destrucción de puestos de trabajo en Orange.

La próxima reunión de la mesa de negociación será el viernes 11 de junio. Mientras tanto, para cualquier sugerencia, comentario, propuesta… habla con los delegados/as y personas de referencia de CCOO en cualquier centro de trabajo de Orange, ya sean de OSP, OSFI o Simyo, en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valladolid, Valencia, Vigo, A Coruña, Asturias, Zaragoza, Euskadi, Salamanca, Alicante, Málaga, Las Palmas de Gran Canaria… O bien envía un correo a comitempresa.es@orange.com.

 

Comunicado de CCOO Orange

ERE PRIORITARIAMENTE VOLUNTARIO… ¡JA!, HAY ALTERNATIVAS, RECHAZAMOS ESTE ERE Y ¡CONTRA LOS DESPIDOS EN ORANGE, ERE NO!

ERE prioritariamente voluntario… ¡Ja!

“Siempre que no haya voluntariedades para cubrir los puestos amortizables, se optará por afectar al empleado que haya obtenido una peor performance en los últimos años”. Extracto literal del documento de la Dirección con los criterios de afectación/selección de los 485 despidos en Orange.

Apoyos que hemos conseguido desde CCOO contra este salvaje #EREOrange #ORANGEdespidosNO

Estos son los apoyos que hemos conseguido desde CCOO contra este salvaje #EREOrange #ORANGEdespidosNO

CCOO pone de manifiesto este inmoral ERE que pretende la Dirección de Orange y su CEO ejecutor en el plenario con la Dirección del Grupo Orange

Esta es la carta conjunta del Secretario del Comité Europeo de Orange (Guy de Trazegnies) y del Secretario del Comité Mundial de Orange (Korotoumou Coulibaly) que se han enviado hoy, a Gervais Pellissier (Director General Delegado y Director de Recursos Humanos y de transformación del Grupo Orange) solicitando una reunión extraordinaria para analizar por ambas instancias internacionales conjuntamente la situación del empleo en el Grupo Orange, y en especial, la situación de despido colectivo de 485 trabajadores y trabajadoras en Orange España, lo que supone una destrucción masiva de puestos de trabajo, inéditas históricamente, en el Grupo Orange.
En principio, la reunión de estas dos instancias, EWC y WWC serían la semana que viene, siendo el plenario con la Dirección del Grupo Orange, el jueves, 10 de junio, a la cual asistirán (vía telemática) Juan María Hernández y Antonio Muñoz, para poner de manifiesto de nuevo ante todos este inmoral ERE que pretende la Dirección de Orange y su CEO ejecutor.

¡CONTRA LOS DESPIDOS EN ORANGE, ERE NO!, CONCENTRACIÓN PROTESTA EN SOL

¡CONTRA LOS DESPIDOS EN ORANGE, ERE NO!

 

CONCENTRACIÓN PROTESTA EN SOL

 

Domingo 6 de junio, de 12:00h a 13:00h

Las secciones sindicales de CCOO, UGT y USO de OSP convocamos a todas las trabajadoras y trabajadores de la empresa, familiares, amig@s, simpatizantes y, en general, a cualquier persona de bien, a una concentración de protesta contra los 485 despidos que quieren ejecutar en ORANGE, una compañía que ha ganado 1.433 millones de euros durante el último ejercicio.

La protesta tendrá lugar en Madrid, en la Puerta del Sol, frente a la tienda de Orange, el domingo 6 de junio, de 12:00h a 13:00h.

ERE FORZOSO

Hoy mismo hemos tenido en CCOO la primera reunión con la Dirección y nuestros peores temores se han visto confirmados: despidos forzosos e indemnizaciones alejadísimas de anteriores EREs.
Si alguien pensaba que el actual equipo directivo y su CEO iban a tener alguna consideración y respeto hacia las trabajadoras y trabajadores de Orange, mejor que cambie de idea, porque las intenciones que han puesto encima de la mesa demuestran a las claras que para ellos la plantilla es un mero instrumento para sacar más dinero y que no les importamos lo más mínimo. Lo advertíamos en varias ocasiones. Este despido colectivo no se parece en nada a los anteriores y lo que hoy han puesto encima de la mesa lo corrobora:

#OrangeDespidosNO, ÉXITO DE LA ASAMBLEA CONTRA LOS DESPIDOS, UNIDOS CONTRA LOS DESPIDOS Y ¡CONTRA LOS DESPIDOS EN ORANGE, ERE NO!

#OrangeDespidosNO

Para CCOO es absurdo que las presuntas dificultades por las que atraviesa una empresa que gana 1.433 millones de euros al año, puedan resolverse echando a la calle a 485 personas de Orange. Vamos a utilizar todos los medios a nuestro alcance para tratar de impedir esta medida empresarial tan indecente.

CONTRA LOS DESPIDOS EN ORANGE, ERE NO

En CCOO rechazamos de manera tajante que la Dirección pretenda despedir a 485 personas de la empresa cuando apenas hemos empezado a salir de una pandemia horrible y seguimos inmersos en una crisis sanitaria, social y laboral sin precedentes. Nos tienen enfrente y vamos a recurrir a todas las medidas que sean necesarias en defensa del empleo en Orange. Emplazamos a todas las trabajadoras y trabajadores a secundarlas.

Sección Sindical de CCOO en Orange
Pº Club deportivo 1, 28223 Pozuelo de Alarcón Madrid
Parque Empresarial La Finca Edificio 13 Pta 0
Tfno: 912521695 - 912521696 Fax: 912520861 Email: comitempresa.es@orange.com


>"); } endif; ?>